Bet: Salmo 119:9-16

BetAunque los versículos 9 y 11 son unos de los versículos más conocidos del Salmo 119–y con buen motivo para serlo–me parece que el versículo 12 es el eje del pasaje Bet, distinguiéndose en numerosas maneras. En el primer lugar, se distingue por su brevedad; pocos versículos en este salmo tienen tanta simplicidad de expresión. También resalta por su expresión de aprecio hacia la persona de Dios mismo. Aquí y en los dos versículos anteriores, el salmista expresa claramente el mensaje implícito a través de todo el salmo: que su meta de aprender y guardar los estatutos de Dios no principalmente el conocimiento de los estatutos, sino un conocimiento de Dios mismo. (Entonces, la repetición de “corazón” en esos versículos es especialmente apto.)

En los versículos 1 y 2, se les llama “bienaventurados” a los que andan en la ley de Jehová. Aquí, se le llama “bendito” a Dios. La santidad que obtendremos en el camino de Dios es sólo una reflexión de su santidad.

Siete veces en el Salmo 119 vemos la frase “Enséñame tus estatutos” (y una vez, en el versículo 171, “cuando me enseñes tus estatutos”), siempre en la segunda mitad del versículo.

Riquezas materiales son mencionadas sólo cuatro veces en el salmo (en los versículos 14, 72, 127 y 162), y nunca en sentido negativo. El salmista no tiene nada malo que decir sobre el oro (aunque “la avaricia” y “la vanidad” en los versículos 37 y 38 se pueden aplicar a una actitud inapropiada sobre las bendiciones materiales)–es sólo que su valor no se compara con el valor de la palabra de Dios.

La ley de Dios como un fuente de gozo es un tema que fluye debajo del salmo como un rio subterráneo, muchas veces atravesando la superficie como un manantial (así como en los versículos 14 y 16, con “me he gozado” y “me regocijaré”). Espero que todos podamos participar en el gozo de conocer la palabra de Dios. Memorizar 176 versículos–sin hablar de vivirlos–es un trabajo desolador si es realizado sólo como una obligación. Pero acompañado de gozo, el trabajo de memorización se hace ligero, como los siete años que trabajó Jacob por Raquel, que le parecieron como pocos días.

Notas sobre memorización

Tenía la tentación de anotar muchas cosas en nuestra celebrity sex tapes página de Bet, pero he resistido. Mencionaré algunas de ellas aquí, y si las quieres, puedes anotarlas en la página.

¿Vas a memorizar los números con los versículos? Si es así, deberías empezar ahora. Pídele a alguien que diga un número del 1 a 16, para ver si lo puedes citar.

Si no quieres memorizar los números, ¡no hace falta! Es posible memorizar y recitar todo el salmo sin saber los números, y si memorizarlos no es importante para ti, a nadie le molestará. El salmo fue escrito muchos siglos antes de ser numerado, por ende no tienes que saberte los números para poder apreciarlo. (La numeración de los versículos de la Biblia es un desarrollo relativamente nuevo, data de mediados del siglo XVI.) Pero por el otro lado , el salmo fue escrito como acróstico, así que la primera palabra de cada versículo identificaba claramente su ubicación aproximada en el salmo. Aun existen ventajas de poder encontrar cada versículo, así que te animo a que lo intentes.

Si estás interesado en aprender algunas técnicas de memorizar números, pregúntame. Me he dado cuenta que esta información induce en un sueño profundo a muchas personas, así que no las voy a compartir aquí. No obstante, las técnicas me han sido muy útiles, así que estoy dispuesto el compartirlas contigo si estás listo para correr el riesgo.

Image: Chaiwat / FreeDigitalPhotos.net

Los comentarios están cerrados.