Alef: Salmo 119:1-8

Con la excepción del versículo 115, sólo los versículos 1-3 del Salmo 119 no hablan directamente con Dios. (“Bienaventurados los que guardan sus testimonios”, no “tus testimonios”.) Entonces, los versículos 1-3 funcionan como una introducción para la oración del resto … Sigue leyendo